CONSEJOS Y CURIOSIDADES
Consejos Oposiciones »

Trucos para preparar una oposición con éxito

Gasull Rivas, Ainhoa. 21/03/2017 00:00:00. Opositor.com
| 528773 | 125
Compartir: 
Trucos para preparar una oposición con éxito
Trucos para preparar una oposición con éxito

Consejos Oposiciones

 

Preparar oposiciones no empieza por estudiar, aunque eso ya lo señalamos hace tiempo. Una vez que escogemos la oposición a la que deseamos presentarnos hay que dar pasos seguros antes de ponernos a estudiar, pasos que pueden definir el éxito o el fracaso en nuestro propósito, no consiste en aprobar, sino en conseguir UNA PLAZA.

 

¡Qué bonito suena! ¿Verdad? ¡Pero cuanto queda aún para eso!

 

Vamos a ser realistas, comenzar a opositar supone dinero, sí, puede que hasta bastante, nunca se sabe. Primero tienes que buscar un preparador, el temario y todas aquellas cosas imprescindibles para empezar a estudiar, esas que te facilitarán las cosas cuando tus codos lleven ampollas y tu mirar al horizonte no suponga una puesta de sol sino un montón de folios con letras negras, algunas iluminadas con colores llamativos y anotaciones a los lados con una letra indescriptible.

 

El comienzo del estudio no puede producirse hasta que no tengamos acondicionado el lugar. Ese cuarto de estudio que se convertirá en nuestra pequeña cárcel o celda de castigo que nos promete un futuro seguro, lo de brillante, ya depende de cada uno y sus aspiraciones. Además, debes dedicar una mañana a preparar “tu vuelta al cole” particular. Hay que ir a comprar material como si tuvieses 10 años y fuese septiembre, bolígrafos, iluminadores, y lo que yo considero fundamental, un tablón de corcho. Sí, de estos que había en la clase para las notas, las excursiones a la nieve, etc.

 

Ahora, piensas, no sé quien escribe esto pero está un poco loco. Bueno, piensa lo que quieras pero lo del corcho es eficaz. Si yo fuera tú seguiría leyendo, puede que te interese.

 

El tablón es la clave de la organización y la planificación. El éxito en unas oposiciones es la suma de la planificación, la dosificación y la constancia. La motivación, fundamental para poder aguantar todo el sacrificio que supone preparar una oposición y protagonista de los dos artículos anteriores, sola, sin esfuerzo, es igual a nada. El estudio es lo que nos hace funcionarios, pero claro, estudiar sin motivación es imposible. Ambos conceptos se necesitan, se retroalimentan el uno al otro.

 

El tablón va a ser nuestra guía para preparar las oposiciones. Nuestro espejo en el que felicitarnos por los éxitos y castigarnos por los fracasos. Primero haremos dos listas que colgaremos en nuestro preciado tablón. La primera señalará en letra pequeña pero clara todos nuestros puntos débiles y deficiencias y al lado de cada punto escribiremos, esta vez en letra grande y negrita los castigos. Sí, habéis oído bien, cada vez que recaigamos en una de nuestras flaquezas nos autocastigaremos, una hora más de estudio ese día, no pasar de tema hasta que no sé que fecha, o estudiar un sábado por la mañana si es que no lo estamos haciendo ya. El castigo tendrá que ser equilibrado con la infracción. La otra lista, ya os lo imaginareis, es para las buenas conductas a reforzar y sus premios. Los premios y los castigos pueden ser de cualquier tipo, no tienen porqué estar relacionados con el estudio o las oposiciones, pueden ser personales.

 

En el tablón, además, colgaremos una planificación con fechas para superar temas, simulacros de exámenes y fechas de repasos.

 

Vamos, que debemos concienciarnos del papel de líder y tomar las riendas para alcanzar la tan soñada meta.

 

Para empezar a estudiar debemos tomarnos las oposiciones como un empleo. No somos monjes de clausura, si te lo tomas así, estás perdido. En 6 u 8 meses te habrás saturado y no rendirás o querrás abandonar. Hay que tener claro que más horas de estudio no es equivalente a más rendimiento.

 

Comenzaremos a preparar las oposiciones con una media jornada, cuatro horas que son aguantables para todo el mundo y con algún descanso entre medio. ¿Por qué tan poco tiempo? Sencillo, hay que acostumbrarse al ritmo, ir andando poco a poco. Salir corriendo el primer día puede provocarnos una lesión que nos retrase en nuestro empeño.

 

A los tres meses, nos ampliamos el contrato a cinco horas y al cuarto mes a seis. Al sexto mes ya somos indefinidos y por tanto, a currar ocho horas como todo hijo de vecino. Eso sí, jornada de lunes a viernes, los fines de semana los reservamos para horas extras cuando se vaya acercando la oposición. Bueno, los que trabajan mientras preparan la oposición, pensarán y nosotros qué. Evidentemente, si trabajas, haz lo que puedas, no podemos exigirte más, ni tú, tampoco.

 

Además, antes de ponernos totalmente en serio a comernos los apuntes, hay que distribuir el tiempo total que tenemos, o creemos tener, hasta los exámenes entre todo el temario, marcando claramente las horas de estudio de cada tema. Una vez marcado el calendario, como no, a colgarlo en el tablón.

 

También hay que planearse simulacros de examen mensuales. Haz test o exámenes a desarrollar según las pruebas a las que debas presentarte. En el caso de temas a desarrollar prepárate bolitas, tantas como temas tengas para esa prueba. Saca una y realiza el simulacro. Lo mismo es en el caso de tener exámenes orales. Para estos simulacros fija un día del mes y señálalo en tu planificación del tablón.

 

Lo más importante a la hora de organizarnos es ser realistas y, también, flexibles. Una buena idea para implantar medidas justas de flexibilidad, sin darnos a nosotros mismos una mano y cogernos el brazo entero, es utilizar un sistema de bonos. Un bono que nos otorgue un máximo de tres cambios al mes. Cada vez que realicemos un cambio cogeremos una parte del bono, así hasta acabarlo. Evidentemente, lo mejor sería no gastar el bono completo. Ah! Y una regla de oro: “Los bonos no se acumulan del mes anterior”. Si un mes no gastas todos los cambios, tiras el bono y para el mes siguiente te fabricas un bono de tres cambios nuevamente. Es una forma de ser equilibrados, los excesos suelen jugar malas pasadas en la vida, sobre todo, a los opositores.

 

Para un opositor, una parte fundamental del estudio siempre serán los repasos. Si no queremos olvidar todo lo estudiado, debemos marcarnos un repaso equilibrado con el estudio. El tiempo dedicado a esto debe aumentar progresivamente ya que cada día se tienen menos temas por estudiar pero más temas que repasar.

 

Después de tener la planificación colgada en un corcho lleno de papeles, con mucha vida y colores, empieza lo duro, lo realmente duro: ESTUDIAR.

 

Los pasos a seguir todos los conocemos, siempre aparecen en todas las recomendaciones para preparar oposiciones o en todos los manuales de técnicas de estudio.

 

Primero sería la lectura. Cuando por fin tenemos todo el temario, hay que sentarse a leer tranquilamente. En esta primera fase, la ilusión está al máximo de los niveles posibles. Todo es positivo. ¡Qué interesante!, ¡Este parece fácil de aprender!, pensamos.

 

Sin duda, el segundo paso sería el conocido subrayado. Es un paso sencillo, estamos en pleno apogeo de la ilusión. Subrayamos y nos parece tan sencillo recordar lo subrayado. La motivación está en época de esplendor.

 

El tercer paso es el resumen. Algunos comienzan a flaquear en esta parte del estudio. Supone el primer esfuerzo real y la motivación puede que haya comenzado ha descender la escalera. Recordar todo no nos resulta ya tan sencillo y ¡hay tantos temas!

 

La siguiente fase es la de hacer esquemas. Aquí puede que nos volvamos a encarrilar. El tren sigue su rumbo. Hacer esquemas nos refuerza ya que nos ayuda a recordar palabras e ideas clave con relativa facilidad.

 

El gran problema suele llegar en la fase de la memorización. ¡No, es imposible!¡ Jamás voy a ser capaz de aprenderme todo esto! Dime, ¿no estarás en esta fase? Te parece que no avanzas y te desesperas. Tranquilízate, es cuestión de tiempo. Muchos antes lo estudiaron y ahora tienen su plaza. Es el periodo más duro de una oposición, el de mayor sacrificio, pero no lo olvides, la constancia es la clave del éxito. Para estos momentos, hay miles de manuales sobre técnicas nemotécnicas que pueden sernos de utilidad. También hay que ser consciente que algunas son más eficaces que otras, y que aunque nos las planteen como bíblias para memorizar, sólo son una forma de allanarnos el camino, pero sin pies con los que caminar no llegaríamos a ningún sitio. No desistas, todo aquello por lo que has decidido ser opositor te ayudará en el sacrificio, en aguantar la hincada de codos y el ritmo frenético de unas oposiciones.

 

Y, por último, para acercarnos al triunfo sólo quedaría la parte más agradecida del estudio, el repaso. Cada tema repasado es un paso adelante. Cada día nos queda menos para alcanzar nuestro objetivo. Aquí, nuestra autoestima se reactiva.

 

Para todo opositor, el repaso final es duro. Son muchas horas, aquí puede que hasta fines de semana completos. Los exámenes están cerca, muy cerca. Todo llega a su fin, o eso esperamos.

 

Preparar oposiciones es una carrera de resistencia, no vale la velocidad, sólo la constancia, la organización. Respira hondo, suerte y a por ello.

Valora esta noticia:
4.4 (467 votos)

125 respuestas a Trucos para preparar una oposición con éxito

Jose

24 de septiembre del 2019
Muy buenas, mi pregunta es la siguiente: donde podemos conseguir ese temario? Y cada cuanto tiempo son las oposiciones?

Opositor

26 de septiembre del 2019

Hola Jose.



¿De qué oposiciones nos hablas?



Un saludo.


Beatriz Pozo

27 de agosto del 2019
Buenas me voy a presentar a oposicion administrativo de la Diputación. Cuanto suele tardar en salir el primer exámen. Y cuanto tiempo hay del primero al segundo. Gracias

Opositor

29 de agosto del 2019

Hola Beatriz.



¿De qué diputación nos hablas? ¡Gracias!



Un saludo.


Paula

22 de mayo del 2019
Hola!!
Soy nueva en este tema de las oposiciones y me surge una duda. En principio quiero prepararme unas oposiciones de administrativo o auxiliar administrativo, el caso, estoy a punto de decidirme por las de Administrativo de la Comunidad de Madrid, pero me gustaría saber, si preparándome esas podría acudir si se convocan de auxiliar administrativo de la comunidad o el ayuntamiento y tener alguna posibilidad. ¿Cuál es vuestra opinión?
un saludo,

Opositor

22 de mayo del 2019

Hola Paula.



Las oposiciones de Administrativos y Auxiliares Administrativos son muy similares y comparten la mayoría del temario en común, con ligeras diferencias en él. La principal diferencia es que el puesto de Administrativo es un puesto de mayor responsabilidad. Es muy probable que preparando las oposiciones de Administrativo puedas estar perfectamente preparada para abodar cualquiera de los dos procesos selectivos, salvando esas pequeñas diferencias que te comentábamos, ya que ambos puestos son muy similares.



Un saludo.


Paula

22 de mayo del 2019
Muchas gracias por la respuesta! La otra duda que me surge, ¿si se tratan de organismos diferentes, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid, también podría ser medianamente compatible?

Opositor

23 de mayo del 2019

Hola de nuevo Paula.



El temario general podría ser el mismo, únicamente deberías variar en el estudio aquellas partes específicas de cada organismo el particular, por lo que podrías tener mucho trabajo hecho para ambas convocatorias.



Un saludo.


Paula

23 de mayo del 2019
Mil gracias!

Opositor

27 de mayo del 2019
¡Gracias a ti Paula! ¡Suerte con tus oposiciones!

Javier Ruiz

20 de abril del 2019
Hola gracias con esta explicación lo veo mucho más claro, miles de gracias

Opositor

22 de abril del 2019

¡Gracias a ti por leernos, Javier!



Un saludo.


MIGUEL

18 de marzo del 2019
hola me gustaria saber si saben cual es el temario para la oposicion de conserje escolar en madrid y si puedo descargarlo en alguna parte

Opositor

20 de marzo del 2019

Hola Miguel.



No tenemos constancia del temario que nos mencionas. Sentimos no poder servirte de más ayuda.



Un saludo.


paula

22 de febrero del 2019
No te preocupes tienes pococ tiempo, utiliza ese poco tiempo, no desesperes antes de empezar. yotenia mucho y eso fue también un problema. Debe motivarnos el fin. 25 años esta genial!! aporvecha en poquitos y todo tendrá su resultado. animo y a por ello

Alicia

12 de junio del 2018
Buenas tardes, he dado con esta página de casualidad mientras buscaba por google formas para estudiar una oposición. Me gustaría presentarme a las oposiciones para Técnica de Mantenimiento del SAS, aún no se sabe fecha así que eso ahora mismo es una ventaja. Actualmente estoy de vacaciones (estoy estudiando un ciclo superior de fontanería) pero sólo tengo 3 meses completos hasta volver a las seis horas de clase cada tarde. La oposición está prevista para 2019 y aunque no hay temario de ninguna editorial para mi comunidad, todos los contenidos los conozco gracias a mi formación académica. ¿Creéis que en estos tres meses podré redactar los 40 temas de mi oposición? Yo había pensado escribirlos todos a mano, pero soy consciente de que eso me va a llevar mucho tiempo y no sé muy bien cómo distribuirme ni empezar. Lo que sí tenía pensado es una vez acabe un tema, hacer un esquema colorido que sirva para repasar y memorizarlo. Luego durante el invierno mi tiempo depende también del curso académico pero en principio pensaba dedicar las mañanas a oposición y las noches a repasar contenido de clase (puesto que para mí no es mucha carga lectiva y podría sacarlo así), pero estoy un poco asustada con la oposición ya que suelo organizarme regular... ¿Consejos? Gracias a tod@s! Y ánimo!! :)

Mazarbul

04 de junio del 2018
Hola a todos,
Tengo 49 años y soy opositor desde hace año y medio, y me gustaría comentaros mi experiencia. Soy opositor de secundaria, y le he dedicado unas 6-7 horas diarias. Eso implicaba aprenderme los temas de memoria, apartado por apartado. A razón de una media hora o más por página. (temas de entre 8-11 folios) . En un principio llevaba 60 temas de 72. Creí que podía. Según me decía mi preparador primero te estudias 2 a la semana, luego 4, luego 8, y así. Mis exámenes regulares me salían bien (era sobre el ultimo tema estudiado), de hecho demasiado bien. Sin embargo, cuando llevaba un año, en este enero 2018, me di cuenta que no tardaba menos en estudiar los temas, tardaba más o menos lo mismo, ya que aunque me sonaba, no me acordaba ni en sombra de la información. Echando un calculo decidí eliminar temas y quedarme con 36. Sin embargo en la cuarta vuelta (voy por la 5) me di cuenta de lo mismo: no me acordaba. Volvía a tardar igual. Es descorazonador. Tanto tiempo invertido y sin frutos. Porque una cosa es no sacar las oposiciones (puede ser por muchos motivos: q te toque un tema que no te has estudiado, que en el práctico no des en la tecla, ....)y otra no saberte al menos lo que te has estudiado.
Tengo la sensación de que tema que entra (y me lo se bien) , tema que sale. Yo estudio por el sistema de vueltas, q según dicen es el mejor. Sb yo ya no avanzo.
Me he percatado de varias cosas:
- La capacidad de estudiar o memorizar de cada uno es fija. Yo tardo lo que tardo. No puedo ir más rápido (bueno sí, mal estudiando, claro, pero eso es como leer).
- Quizá haya que darle un mínimo de 10 vueltas. No se. Pero entonces es facil medir el tiempo que nos hace falta, y es tremendo.
- Quizá el sistema de vueltas no sea el mejor. Tampoco lo se.
- Es posible que la calidad de la profundización influya. es decir, estudiar una página durante una hora, hasta que al final la repitas como el padrenuestro en plan loro.

Hay varias cosas que habría que investigar:
- Estudiar un tema varias veces, como 8, seguidas. Y ver cómo se conserva en la memoria. Estudiándolo de forma intensa (a hora el folio). Y ver cuanto baja a partir de la tercera vuelta en el aprendizaje. Por ejemplo:
un tema de 8 folios a 8 horas en un dia
2 vuelta: 8 folio/8 horas/ un dia
3 vuelta: aquí hasta que lo repitamos bien, ya no tardaríamos una hora el folio sino menos, quizá 7 horas.
4 vuelta igual, quizá 6 horas
5 vuelta igual, quiza 5 horas
6 vuelta igual: quizá 4 horas
7 vuelta igual: Quizá 3 horas
8 vuelta igual: quizá 2 horas.
En total tardaríamos: 43 horas, prácticamente una semana de trabajo.
Luego hacemos un examen, a ver como queda (quedará perfecto, seguro).
A partir de aquí al cabo de una semana, hacemos otro examen, y vemos la diferencia. Y nos lo volvemos a estudiar. Lo dejamos dos semanas, y volvemos a hacer lo mismo, examen para ver como está la información, y vuelta a estudiar, y lo dejamos tres semanas, y lo mismo.
Esto es un experimento para ver si estudiando muy intensamente y con muchas vueltas se queda la info mejor a largo plazo. De ser así, habría que estudiar así, y al mantenerse más tiempo dedicar una semana a repasos. Por ejemplo:
1er tema: 1 semana (8 vueltas)
examen 1er tema
2do tema: 1 semana, examen 2do tema
repaso 1er tema (1 dia)
3er tema: 1 semana y examen
repaso 2do tema (1 dia)
4º tema: 1 semana y examen
repaso 3º tema (1 dia) y 1º tema (menos de un dia).
y así sucesivamente....
El problema que veo así es el tema d elos repasos, dependiendo del tiempo que se le dedique a ellos se acumulará más, aq quizá compense por: están mejor aprendidos y por reducirse su repaso en tiempo.
- otro tema a investigar es el de grabarlos y escucharlos. No se realmente si para repasar puede servir (para estudiar creo que no).

En fin, que después de todo este tiempo no he llegado a nada concluyente y las opos en puertas. Espero que mis reflexiones os sirvan en un futuro.

maría teresa

01 de junio del 2018
Tengo 57 años, soy funcionaria y cada año se convocan oposiciones por interna. No sé hasta qué edad vale la pena preparar una oposición. Lo digo por el límite de edad dado por la jubilación forzosa. Prepararla me llevaría en el mejor de los casos 2 a 3 años.

Opositor

21 de junio del 2018
Hola María Teresa. Gracias por ponerte en contacto con nosotros.

Cada caso es distinto, por lo que necesitarías un seguimiento y una atención personalizada para valorar tu situación. Puedes consultar información y recibir asesoramiento en la Academia MasterD https://www.masterd.es/?piloto=I07

Un saludo.

Jana

10 de mayo del 2018
Hola, el método que proponéis es para personas que aprenden de manera analítica y no funciona para nadie más.
 

Nuevo comentario: