EMPLEO PÚBLICO

Un maestro inicia una huelga de hambre para pedir su incorporación a la bolsa de primaria

. 05/12/2007
| 2403 | 0
Ha sido excluido de la bolsa de trabajo junto a otros 4.000 docentes

David Fernández Lobillo, un profesor interino del municipio de Vélez (Málaga), inició ayer una huelga de hambre y un encierro de varias horas en el Centro de Profesores de la Axarquía (CEP), junto a una veintena de compañeros, para exigir a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía su reincorporación a la bolsa de trabajo de maestros de Educación Primaria.


Fernández, de 28 años, explicó que la huelga de hambre es «la única solución» que le ha quedado, tras ser excluido de la bolsa de trabajo junto a otros 4.000 docentes, y después del «trato recibido por parte de la Junta».


Según señaló, él es uno de los afectados por la decisión de la Consejería de Educación de excluir a los profesores especialistas en Música y Educación Física de la bolsa de trabajo del cuerpo de maestros de Primaria, en la que asegura haber prestado servicios durante más de un curso académico.


Con la huelga de hambre, Fernández pretende que se le reconozca como participante de la bolsa de Primaria y su tiempo de servicio en la misma, así como que «se resuelva mediante orden, resolución o publicación legislativa el cambio de bolsa del personal docente con tiempo de servicio que lo solicite».


Oposiciones


El joven maestro recordó que tras las últimas oposiciones, la Junta ha establecido una bolsa de trabajo exclusiva para Primaria, de la que se ha sacado a los interinos que se presentaron por especialidades como Música y Educación Física, que están «ahora en listas totalmente estancadas. Lo que pedimos es volver a esta bolsa, en la que se está dando trabajo a maestros con menos experiencia profesional, que son los que en las oposiciones se presentaron exclusivamente por Primaria».


Fernández estuvo encerrado en la sede del CEP hasta el anochecer, de donde fue desalojado por no tener permiso. No obstante, aseguró que hoy volverá al edificio y que mientras tanto continuará la huelga de hambre en su casa. «Estaremos aquí hasta que nos echen, y cuando lo hagan volveremos al día siguiente, porque no tenemos otra cosa que hacer», dijo.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos