EMPLEO PÚBLICO

¿Qué hay de cierto en la imagen del funcionario?

  • Normalmente se define al funcionario como una persona que no trabaja lo suficiente, que tiene descansos infinitos y que no valora su puesto, pero, ¿qué hay de cierto en la imagen del funcionario?
  • De mayor quiero ser...funcionario
. 20/03/2017
| 2206 | 0
¿Qué hay de cierto en la imagen del funcionario?
Ser funcionario

Ser funcionario

 

La gran mayoría de la gente piensa en el funcionario como una persona que no se preocupa por sacar adelante su trabajo, que vive acomodada en un puesto “estable y para toda la vida”, con todas las consecuencias. Aseguran que sus momentos de descanso se alargan durante horas y que se permiten hacer recados personales durante sus horas de trabajo.

 

El mes pasado, sin ir más lejos, el Tribunal Supremo absolvió a un periodista que hace ya unos años acusaba a los funcionarios, en el desaparecido Diario de Valencia, de “no pegar ni clavo”.

 

Y es que muchas veces se exagera y magnifican las cosas. Sería absurdo negar que hay gente que hace esas cosas, pero nada más lejos de la realidad de cualquier otro trabajador en una empresa privada. La diferencia es que como dice la gente “el sueldo del funcionario lo pagamos todos”. Seguramente habrá funcionarios que no valoren su puesto, que no quieran darse cuenta de lo que supone su trabajo o la calidad de vida que te aporta el formar parte de la Administración Pública.

 

En momentos de crisis un puesto de trabajo es fundamental, ya no solo económicamente sino también personalmente.

 

Dependiendo del cargo de conciencia de cada persona se implica más o menos con su trabajo y sabe valorar lo que ha conseguido. Recordar que para llegar a ser funcionario hay que recorrer un largo camino.

 

Al igual que hay trabajadores irresponsables en la administración pública, hay otros que sacan adelante su trabajo haciendo horas de más y sacrificando en muchos casos su vida social. De estos profesionales nadie comenta nada porque es más fácil acusar a todos por igual y juzgarlos bajo el mismo patrón.

 

Para evitar que la gente siga teniendo esta opinión generalizada hay organismos que están empezando a tomar medidas. Algunos de ellos obligan a sus funcionarios a recuperar el tiempo que emplean en los descansos excesivos y también “premian” a aquellos que tengan mejor disposición.

 

En cualquier caso con las medidas que se están llevando a cabo en la administración pública se quiere cambiar el concepto que la gente tiene sobre el funcionariado en general y como en casi todo “pagan justos por pecadores”.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos