EMPLEO PÚBLICO

Nuevo proceso de modernización y mejora de la función pública para la comunidad de Madrid

. 03/09/2007
| 1198 | 0
Una herramienta esencial para incrementar la eficacia y la motivación de los trabajadores es la formación.

El gobierno regional de Madrid va a llevar a cabo, en colaboración con los principales agentes sindicales, una profunda reforma dentro de la Administración Pública madrileña, que conlleva el inicio de un nuevo proceso de modernización y mejora dentro de la administración autonómica.


Estos cambios tienen como principal objetivo involucrar a todos los agentes implicados en la función pública madrileña para que sepan trabajar juntos en la mejorar de la calidad y eficacia de los servicios públicos madrileños incentivando y motivando a los trabajadores para lograr ese objetivo.


Los convenios recogen que la actuación del ejecutivo madrileño en esta nueva etapa se centre en tres ejes fundamentales: la motivación laboral; el incremento de los niveles de formación de sus empleados; y la mejora de las políticas de conciliación de la vida familiar y profesional.


Desde el punto de vista de la motivación laboral, los acuerdos suscritos plantean el desarrollo de un modelo de carrera administrativa generalizable a todos los empleados públicos, la potenciación de la promoción profesional y la incorporación de complementos de retribución por objetivos. Asimismo, con el objetivo de lograr un entorno laboral óptimo, se van a llevar a cabo proyectos que fomenten y mejoren la salud laboral en cualquiera de sus facetas (ergonomía, seguridad e higiene, vigilancia de la salud y medio ambiente), así como actuaciones encaminadas a la prevención y el tratamiento del acoso laboral.


Por otro lado, una herramienta esencial para incrementar la eficacia y la motivación de los trabajadores es la formación. Para ello, la Comunidad de Madrid va a iniciar una serie de programas que van desde la formación virtual, utilizando Internet como instrumento para acceder a una especialización continúa de los trabajadores, y la implantación de nuevos cursos cuyo objetivo es promover la investigación y el estudio en el ámbito de la Administración Pública.


La Comunidad de Madrid entiende que fomentar las políticas de conciliación es esencial si se quiere conseguir un pleno funcionamiento de la Administración Pública. El Ejecutivo regional considera, por tanto, que la vida familiar no debe ser un obstáculo, ni un elemento encubierto de discriminación laboral de la mujer. “Creemos que la conciliación mejora el rendimiento y clima laboral, fomenta la igualdad de oportunidades y reduce el número de bajas laborales”, explicó Alfredo Prada.


En este sentido, se van a desarrollar los programas de actuación necesarios para mejorar la tramitación de permisos, licencias, excedencias o compensaciones económica, que hagan posible que las responsabilidades familiares por maternidad, lactancia, cuidados de familiares con discapacidad, atención de familiares con enfermedad grave o cuidado de ascendientes de tercera edad, no se conviertan en circunstancias que entorpezcan el correcto desempeño y desarrollo profesional.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos