EMPLEO PÚBLICO

Los docentes opositores en España

. 08/04/2009
| 2448 | 0
La vocación de docencia es fundamental cuando se quiere aprobar una oposición de este tipo.

Hoy vamos a dedicar este artículo a aquellos opositores a maestro sea en las especialidades que sea con motivo de que diversas comunidades autónomas han convocado recientemente sus plazas para maestro.


En el número de aprobados en oposiciones como las de maestro, bombero, policía, etc, influye el que los opositores tengan vocación y no se presenten a la oposición para “probar suerte”. En muchas ocasiones es más importante a la hora de presentarse la vocación que el tener determinados estudios.


Pero no solo sirve la vocación. Para presentarse a unas oposiciones en educación hay que cumplir con unos requisitos mínimos. Además de tener los conocimientos docentes necesarios que dependerán del tipo de plaza a la que el opositor se presente. En cualquier caso ser diplomado en magisterio es fundamental.


Una vez que el opositor aprueba una oposición no siempre consigue obtener una plaza fija, si no que muchas ocasiones opta por una plaza de interino. Los interinos son aquellos empleados que trabajan para la administración pública correspondiente pero que no poseen una plaza en propiedad.


Ser interino en una plaza de maestro tiene sentimientos enfrentados. Por un lado estos interinos están a gusto trabajando en una plaza de docente pero por otro lado se trata de un oficio sacrificado porque muchas veces se trata de cubrir plazas de poca duración y en los lugares más inesperados.


Hay quienes tienen suerte y trabajan en una plaza dentro de su ciudad o sin apenas tener que desplazarse, pero otros tienen que recorrer cientos de kilómetros todos los días para llegar a su centro de trabajo.


A estas cuestiones se tienen que enfrentar diariamente aquellos docentes que todavía no han obtenido una plaza en propiedad.


Las últimas semanas en Andalucía sobre todo se han movilizado a través de huelgas exigiendo que los interinos mantengan sus derechos y que la legislación andaluza no varíe en este ámbito.


Y es que hay muchos funcionarios docentes que luchan a diario por obtener una plaza fija y el estar de interino les da los puntos que luego pueden necesitar para conseguir esta propiedad.


Como comentábamos al principio muchos docentes tienen una gran vocación y no es que no les importen las condiciones de trabajo, es que disfrutan con un trabajo que les da satisfacción total.


Trabajar con niños de primaria o de secundaria en muchos casos enriquece al profesor. Es uno de los oficios en los que las dos partes se benefician de estar en contacto. El docente sabe que tiene mucho que aportar a estos jóvenes y debe saber adaptarse a las necesidades de cada alumno ya que cada persona es diferente y tiene un ritmo diferente de aprender.


En algunos casos esta motivación para trabajar en el mundo de la docencia viene por los recuerdos de la propia persona durante su infancia.


Desde aquí animamos a todos los opositores que están preparándose para conseguir una de estas plazas a seguir adelante.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:
 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos