EMPLEO PÚBLICO

Las comunidades autónomas incorporaron 61 experiencias innovadoras a la gestión del Sistema Nacional de Salud en 2006

. 17/12/2007
| 2412 | 0
Del total de experiencias innovadoras recogidas en el Informe Anual, 27 se refieren a la gestión sanitaria.

Las Comunidades Autónomas incorporaron 61 experiencias innovadoras al Sistema Nacional de Salud en 2006. Así lo refleja el Informe Anual del SNS, que ha conocido el Pleno del Consejo Interterritorial. La mayoría de estas novedades se refieren a gestión de los servicios sanitarios (43,5%), seguidas por las dedicadas a prevención y promoción de la salud (37,7%).


El informe declara que la existencia en España de 17 comunidades autónomas con plena autonomía para la gestión de sus servicios sanitarios plantea un escenario idóneo para el aprendizaje basado en la comparación de iniciativas innovadoras que puedan ser evaluadas y adaptadas a otras comunidades.


Del total de experiencias innovadoras recogidas en el Informe Anual, 27 se refieren a la gestión sanitaria (43,5% del total). El otro gran apartado, Prevención y Promoción de la Salud, recoge 23 innovaciones, lo que supone el 37,7%. Tan sólo se informa de dos novedades en el apartado de equidad de género en la atención a la salud (3,3%). La atención a la salud de las personas inmigrantes y el apoyo a la investigación cuentan con cinco experiencias innovadoras cada uno de ellos (8,3%).


Por CCAA, las más innovadoras el año pasado fueron Canarias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Madrid, La Rioja, Comunidad Valenciana, Ceuta y Melilla, con cinco experiencias novedosas cada una. Con cuatro innovaciones figuran Aragón y Galicia. Andalucía, Castilla-La Mancha y País Vasco aportan tres novedades, Baleares y Murcia dos y Navarra una. Sólo dos comunidades, Asturias y Cantabria, no refirieron aportaciones novedosas el pasado año.


Entre las experiencias innovadoras en gestión sanitaria, las Comunidades Autónomas señalan las referidas a la certificación y normalización de procesos asistenciales (Baleares, País Vasco y Navarra), las mejoras en la organización de servicios de referencia o gerencias (Castilla y León y Castilla-La Mancha), gobernanza territorial (Cataluña), gestión centralizada de citación o procesos asistenciales (Andalucía y Castilla-La Mancha) y de compras (La Rioja), o bien se busca la mejora de la coordinación para establecer nuevos procedimientos. Extremadura, en cambio, pone su acento en la humanización de la asistencia.


El impulso al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación reúne cinco innovaciones, referidas a la extensión de la receta electrónica, la historia clínica digital y los sistemas de citación telemáticos.


El informe destaca la escasez de iniciativas reseñadas en el apartado de equidad de genero, con tres novedades (un programa de abordaje de la violencia contra las mujeres del Instituto Catalán de la Mujer, otra referida a la atención sanitaria de mujeres inmigrantes y prostitutas y un programa de promoción de la salud para mujeres mayores de 40 años).


El apartado de apoyo a la investigación recoge cinco iniciativas muy diversas, entre las que destaca la Biblioteca Virtual en Andalucía. Las otras se encuadran en acuerdos de colaboración entre grupos investigadores, medidas burocráticas como el apoyo administrativo para solicitar proyectos o la realización de jornadas que favorezcan la colaboración entre grupos.


Más allá de las innovaciones incorporadas al SNS en 2006, el Informe Anual recoge otras informaciones destacadas. En materia de derechos individuales, y dentro del marco de la Ley 41/2002 básica reguladora de la autonomía del paciente, el documento señala el esfuerzo de las CCAA para completar el desarrollo normativo sobre instrucciones previas o voluntades anticipadas y establecer los plazos máximos de espera en la atención sanitaria y las garantías para su cumplimiento.

El Informe refleja que las respuestas para la equidad territorial han sido variadas, desde la creación de una red de centros de alta resolución al establecimiento de recursos específicos rurales en planes como el de salud mental o atención a enfermos crónicos dependientes.


Para la mejora de la accesibilidad a la atención sanitaria, las Comunidades han puesto en marcha actuaciones en colaboración con otras administraciones, instaurándose de forma progresiva herramientas de la telemedicina para facilitar el acceso de determinadas especialidades.


Respecto a la equidad por género, la mayoría de las CCAA refieren la existencia de planes de igualdad entre hombres y mujeres elaborados por sus organismos de igualdad, en los que se recogen aspectos de salud y de los servicios sanitarios y actuaciones específicas para fomentar la inclusión del enfoque de género en las políticas de salud y en la investigación sanitaria.


En este apartado, destacan experiencias de atención integral a la salud de la mujer (Galicia), para mujeres inmigrantes (Madrid), atención a mujeres dedicadas a la prostitución (País Vasco) o promoción de la salud para mujeres mayores de 40 años (Comunidad Valenciana y Navarra).

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:
 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos