ESTATALES

Acreditación de la formación sanitaria

. 13/02/2013
| 1463 | 0

El Consejo general de colegios oficiales de enfermería de España nos clarifica de forma concisa en su numero 617, el objetivo del Instituto Superior de Investigación para la Calidad Sanitaria (ISICS) que las actividades de investigación, normalización, acreditación y certificación, sean el marco de referencia y encuentro en el que profesionales e instituciones participen en la promoción y desarrollo de una cultura de calidad sanitaria. Entre estas actividades la acreditación juega un papel fundamental.

Pero aunque hablamos de cursos acreditados, ¿Qué es la acreditación? es la valoración que un organismo externo hace de un individuo, organización o actividad, en nuestro caso las actividades de formación continuada, utilizando criterios y estándares previamente establecidos. Se configura como un sistema, comúnmente aceptado, para la mejora permanente de la Formación Continuada.

Es imprescindible la acreditación de la formación por un organismo autorizado para que los cursos de formación continuada obligatorios para las empresas sean puntuables para los trabajadores en bolsas y tengan valor para el curriculum de la actualización de conocimientos del profesional; otros cursos de formación que ofertan los empleadores no tienen este valor si no se acreditan por las comisiones de formación de los centros (con esta potestad) que los imparten.

Enfermería comparte con el resto de profesiones sanitarias el reconocimiento, como aval de calidad de formación, de los créditos emitidos por las entidades de acreditación, que además se convierten en valor curricular para los receptores de la formación acreditada.

En enfermería se diseñan líneas prioritarias de formación dentro de las organizaciones asistenciales y en el marco de las Comunidades Autónomas. Considerando la necesidad y la pertinencia de esa formación desde las perspectivas sociales, profesionales e institucionales, se justifica que la acreditación se realice por entidades que conocen bien el sector.

Los criterios empleados para la acreditación de la Formación Continuada de Enfermería por los entes acreditadores pueden ser comunes, en sus aspectos generales, con los de otras profesiones sanitarias. No obstante, tienen que ser adaptados a los distintos tipos y modalidades de formación propia de enfermería. La Encomienda de Gestión, asignada al Consejo General de Enfermería, facilita que esas adaptaciones se lleven a cabo en concordancia a las necesidades de la profesión, porque se hacen desde el profundo conocimiento de los intereses y necesidades formativas de enfermería.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:
 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos