EMPLEO PÚBLICO

UGT denuncia la paralización de las oposiciones a la policía local de Melilla por una “controversia” en el tallaje

. 23/10/2007
| 2559 | 0
Las oposiciones se encuentran paralizadas.

UGT-Policía Local en Melilla ha denunciado públicamente la “controversia” que existe entre las consejerías de Seguridad Ciudadana y Administraciones Públicas con motivo de las oposiciones para optar a 15 plazas nuevas en el cuerpo municipal de seguridad. Según explicó el responsable ugetista, Carlos Pichoto, la disminución en cinco centímetros de la estatura mínima exigida a los candidatos ha provocado diferencias de opinión y “una mala sintonía” entre las dos consejerías, lo que ha conllevado una paralización de la convocatoria de oposiciones, que todavía no ha sido aprobada por el Consejo de Gobierno.


En su comparecencia ante la prensa, Pichoto recordó que la Consejería de Administraciones Públicas celebró el pasado 9 de abril una reunión de la CIVE para concretar las bases de la convocatoria de oposiciones, aunque un mes más tarde volvió a convocar a los sindicatos con carácter urgente para decidir la aplicación de una normativa estatal y europea que aconseja reducir 5 centímetros la altura mínima de los opositores varones, pasando de 1,70 a 1,65 metros. Todos los sindicatos dieron el visto bueno y el cambio de la estatura mínima requerida se decidió por unanimidad “en sólo cinco minutos”.


Sin embargo, el responsable de UGT-Policía Local afirmó que el consejero de Seguridad Ciudadana, Ramón Antón, se ha opuesto a esta modificación “de forma injustificada y unilateral”, alegando que la imagen que podría dar un agente por debajo del 1,70 “no es la más correcta”. Pichoto dijo no comprender la versión del consejero, ya que “una persona no es mejor o peor policía por medir cinco centímetros menos”.


Además, consideró “de justicia” que la Ciudad Autónoma aplique la modificación del tallaje en las bases de esta convocatoria habida cuenta que es una normativa estatal y europea, recogida en un Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 30 de marzo para homologar la estatura mínima en los procesos selectivos a los cuerpos de seguridad de todos los países miembros de la Unión Europea. De hecho, ya se está aplicando en las oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, al igual que la disminución de la altura mínima para las mujeres, que bajó de 1,65 a 1,60 metros en otro Real Decreto aprobado el 3 de septiembre de 2006.


Y es que, a pesar de que esta normativa no es de obligado cumplimiento para las administraciones, sino que se trata de una recomendación, Pichoto advirtió de que algunos de los opositores que se están preparando para afrontar las pruebas miden menos de 1,70 metros, que era la altura que se venía exigiendo hasta ahora. “Si no aplican este Real Decreto, se estará impidiendo el acceso a la convocatoria de candidatos que sí cumplen el resto de condicionantes exigidos y que podrían ser muy buenos funcionarios de la Ciudad Autónoma”.


Por esta razón, exigió a la Administración local que “no demore más esta situación” y anuncie qué medidas se adoptarán en cuanto al tallaje para “no romper las aspiraciones de los opositores”, que “están haciendo un gran esfuerzo tanto físico como económico para preparar las pruebas”. También pidió a Antón que “no ponga palos en las ruedas y no presione para romper un acuerdo entre la Consejería de Administraciones Públicas y los sindicatos”.


Por último, insistió en la necesidad de que la Ciudad Autónoma oferte junto a las 15 plazas de policía local otras ocho correspondientes a las vacantes pendientes por jubilación o fallecimiento, y que antes de convocar estas oposiciones cubra de forma piramidal las vacantes de mandos policiales, esto es, de inspector, sargentos, suboficiales y el jefe de policía.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos