EMPLEO PÚBLICO

Temarios comunes en las oposiciones

. 27/05/2009
| 10426 | 0
Muchas oposiciones de diferentes ámbitos tienen parte del temario común.

A la hora de prepararse unas oposiciones son muchos los que deciden no apostar únicamente por un tipo de oposiciones y optan por prepararse varias.


La intención de los opositores que hacen esto es presentarse a todas las oposiciones que vayan saliendo. Primero se preparan varias oposiciones y cuando se sabe la fecha hacen más hincapié en esa oposición.


Esta es una táctica bastante empleada entre los “opositores profesionales”, su razonamiento es muy simple. Muchas oposiciones de diferentes ámbitos tienen parte del temario común. Presentándose a dos oposiciones que comparten algunos temas se puede optar a un número de plazas mayor con lo cual el opositor conseguirá en menos tiempo una de las plazas del funcionariado.


Hay temas como pueden ser La Constitución y la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común que se repiten en la gran mayoría de las oposiciones. Además de estas que son comunes para todas, las oposiciones que convoca un organismo por ejemplo un gobierno autonómico suelen recoger en todos los temarios el estatuto de autonomía y leyes a nivel autonómico.


Además las oposiciones que comparten un área, por ejemplo las oposiciones de sanidad, las de fuerzas de seguridad, etc. suelen compartir además otros temarios y pruebas que son comunes.


Por todo lo anterior las oposiciones que pueden estar relacionadas entre sí son por ejemplo administrativo y auxiliar administrativo, policía local y policía nacional, auxiliar de biblioteca y biblioteca.


Los opositores que optan por eso suelen alegar como motivo que una oposición la pueden preparar a lo largo de varios meses y después tardan mucho tiempo en sacar la convocatoria, de esta manera el opositor se puede preparar varias oposiciones e ir presentándose a las que vayan saliendo.


Hay opositores sin embargo que no comparten esta idea. El motivo es que hay quienes tienen muy claro el tipo de oposición al que se quieren presentar y no les importa pasar meses preparando el examen y esperando a que sea convocada. Esto suele ocurrir en las oposiciones para las que se tiene mucha vocación.


En cualquier caso no deja de ser uno de los métodos por el que más se decantan los opositores. Este sistema implica más concentración y dedicación ya que el número de temas que el opositor se tiene que estudiar es mayor pero no por eso va a ser un inconveniente pero la última decisión siempre está en manos del opositor.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos