EMPLEO PÚBLICO

Opositores y sindicatos a la espera de que se fije la fecha para los exámenes

. 05/02/2009
| 2755 | 0
El Ayuntamiento ralentiza por el plan de austeridad 37 exámenes con 596 plazas para entrar en la Administración

Llevo un año preparándome para las oposiciones de administrativo y no sé cuándo saldrán. Estoy desesperada porque me he dedicado a invertir mi tiempo en prepararme y nadie nos dice cuándo saldrán los exámenes", explicaba ayer Lola, una de tantas opositoras para obtener una plaza fija en el Ayuntamiento de Valencia.


Los sindicatos UGT y CC.OO. denunciaron que el Ayuntamiento tiene paralizadas 37 oposiciones que afectan a un total de 596 alumnos, "un récord de la mala gestión municipal", denunciaron.


Para los sindicatos esta situación es muy crítica y por eso instaron al Ayuntamiento a que les comunicara cuándo se celebrarán los exámenes. "Nos han negado información y tampoco nos han facilitado datos de cómo se van a desarrollar los exámenes pendientes. Pedimos un calendario de oposiciones, pero fue inútil", afirmaron.


Los sindicatos han denunciado esta situación tras reunirse con el concejal de Administración, Vicente Igual, en la mesa de negociación y comprobar cómo "la Corporación se cerraba en banda".


Ante esta incertidumbre, los alumnos preparan sus oposiciones sin tener una fecha en el calendario. De igual forma, las múltiples academias de preparación tampoco saben qué comunicarles a sus alumnos porque desconocen el plan municipal. "Están generando una gran inseguridad a los alumnos. Para impartir el temario necesitamos programar la materia y los propios alumnos también necesitan saber cómo estudiar. Así es imposible", explicaba ayer el director de uno de los centros de estudios afectados que a diario trata con los desesperados alumnos en busca de su ansiado sueño.


Las academias sospechan que el retraso en iniciar los exámenes también responde al elevado número de interinos que trabajan en el Ayuntamiento y que no lo estarían haciendo si hubieran pasado un examen", matizaron desde las academias de preparación de oposiciones.


CC.OO. y UGT consideran que se está perjudicando a la plantilla y a la ciudadanía en general.

Fuentes municipales negaron ayer la versión sindical y señalaron ayer que el Ayuntamiento no ha paralizado ninguna oposición que ya estaba en marcha, "sino que los plazos se han ralentizado y se está agotando el límite legal permitido ante la situación de crisis económica que atraviesa el país".


La alcaldesa Rita Barberá anunció antes de final de año que el Ayuntamiento se iba a someter a un duro plan de austeridad en el que se congelarían las oposiciones. "Pero las pendientes siguen su curso aunque se están alargando los plazos hasta el máximo permitido ante esta situación de crisis excepcional", comentaron fuentes municipales.


Los policías y los bomberos son unos de los principales perjudicados, que a pesar de haber aprobado las oposiciones aún no se han integrado en su plaza. "Hay ocho meses de plazo y por eso no se está incumpliendo ninguna ley", puntualizaron las mismas fuentes.


Los sindicatos esperan que las oposiciones salgan de una vez por todas y las plazas se vayan consolidando. "Nosotros hemos denunciado esta situación, aunque hay sindicatos como el STA, CSIF y SPPLB que han apoyado con su silencio la gestión realizada por el concejal de Personal", matizaron desde la dirección de UGT y CC.OO.


Mientras están en el aire las oposiciones, numerosos alumnos esperan a que el Ayuntamiento convoque las deseadas plazas.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos