EMPLEO PÚBLICO

Oposiciones País Vasco: pierde peso el conocimiento del euskera

. 02/02/2010
| 3663 | 0

Presentarse a oposiciones en comunidades como Cataluña, País Vasco o Galicia conlleva una dificultad añadida a la que se enfrentan los opositores de por sí, ya que deben acreditar un conocimiento mínimo del idioma.


Esto ha generado un debate constante en las oposiciones de estas comunidades. Algunos defienden el derecho de un español a presentarse a las pruebas de acceso de la oferta de empleo público de todo el territorio español con igualdad de condiciones que los naturales del lugar. Otros, defiende el derecho de las comunidades autónomas a utilizar su lengua oficial en las instituciones públicas y de ahí, la obligación de los funcionarios de conocer el idioma.


Las comunidades autónomas se ven en la tesitura de defender una de las dos posturas y, lo más frecuente, es la apuesta por el idioma propio. ¿Y cómo lo hacen? O bien señalando el conocimiento del idioma como requisito indispensable o dándole un mayor peso que a otros criterios.


Por eso, la noticia de que el departamento de Sanidad y Consumo del País Vasco va a rebajar el peso del euskera en las próximas oposiciones, no deja de sorprender, al mismo tiempo que alegrar a los opositores que tenían pensado presentarse a las oposiciones del País Vasco.


El departamento de sanidad y consumo ha afirmado que la a acreditación de los perfiles lingüísticos perderá peso en la nota final al tener una puntuación proporcional al resto de los criterios que evalúa el tribunal. Ha aclarado que no es que el conocimiento de la lengua vasca vaya a puntuar menos, sino que conceptos como la antigüedad, la formación, la investigación o las publicaciones van a contar más. Las autoridades sanitarias insisten en que el euskera “va a tener el peso que dicte el sentido común”.


Esta medida ya le ha supuesto muchas críticas al Gobierno Vasco por parte de los euskera parlantes, a lo que el Departamento de Sanidad y Consumo ha respondido señalando que no es un problema con el euskera sino con los recursos humanos.


La falta de personal comienza a ser un grave problema del departamento y de ahí que se proponga una euskaldunización de los profesionales del sector de manera progresiva.


Sea por el motivo que sea, los opositores que miraban al País Vasco para garantizar su futuro profesional, hoy están de enhorabuena. A partir de hoy el idioma no será tan condicionante y criterios como la experiencia y la formación comenzarán a representar el peso que se merecían.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:
 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos