EMPLEO PÚBLICO

Los interinos se quejan de la adjudicación de plazas

. 12/06/2009
| 1633 | 0
Unos 250 profesores interinos y sin destino de la Comunitat Valenciana se concentraron en las sedes del Gobierno valenciano

Unos 250 profesores interinos y sin destino de la Comunitat Valenciana se concentraron en las sedes del Gobierno valenciano en Valencia, Alicante y Castellón para protestar contra el sistema telemático de adjudicación de plazas que pretende implantar la Conselleria de Educación, y defender el actual sistema de adjudicaciones presenciales.


Durante la protesta realiza en Valencia, los concentrados consiguieron entrevistarse con una asesora de la Generalitat, que se “comprometió” a trasladar su “inquietud” y reivindicaciones a la Conselleria de Educación, según informaron fuentes sindicales a Europa Press.


En la ciudad de Valencia, frente al Palau de la Generalitat, se concentraron 50 personas; en Castellón, 50 más, mientras que en Alicante acudieron a la concentración 150 profesores. Los sindicatos STEPV, la Associació de Funcionaris Interins Docents (AFID) y la Confederació Autònoma de Treballadors (CAT) han sido los convocantes de esta protesta, a la que finalmente se adhirió UGT.


Igualmente, las mismas fuentes avanzaron que el 18 de junio los sindicatos se reunirán para concretar las adjudicaciones a docentes y no descartaron realizar otra concentración antes de este encuentro para “poner en común ciertos puntos”.


El motivo de la concentración es censurar “la nueva ocurrencia” de la Conselleria de Educación de “imponer un nuevo sistema telemático de adjudicaciones de plazas docentes”, que “empeorará claramente el sistema”, según los sindicatos. Éstos defienden el actual sistema de adjudicaciones presenciales, que se realiza en el Palacio de Congresos a lo largo de la segunda quincena de julio, porque está “bien consolidado, se ha ido perfeccionando en el tiempo, es sencillo, transparente, se hace con conocimiento de las vacantes y de las personas que participan, a la vista del profesorado y bajo el control sindical”.


Además, destacaron que este sistema permite que los centros docentes y el profesorado “estén en disposición de empezar el curso con normalidad el 1 de septiembre”, según informaron en un comunicado los sindicatos. De este modo, consideraron que la “única incomodidad” del actual sistema es que es necesario desplazarse a Valencia “un día”, pero valoraron “la posibilidad de elección hasta el final del proceso y el conocimiento de la vacante obtenida en el mismo acto de adjudicación y antes de empezar las vacaciones del mes de agosto”, según informaron fuentes sindicales en un comunicado.


Por el contrario, rechazaron la propuesta del nuevo sistema telemático --que este año afectará a los maestros y al año que viene al profesorado de secundaria--, ya que, consideraron que “bajo la excusa de la modernidad y la llegada del siglo XXI” el nuevo procedimiento es “una experimento que ya se ha hizo anteriormente, y que se retiró por desastroso”.


Añadieron que el método telemático “es más complicado y secreto, no da garantías de publicidad y transparencia, es un acto particular y privado, sin ningún control ni del profesorado ni de los sindicatos, recorta la posibilidad de elección, hará falta estar pendiente de las adjudicaciones durante el meses de junio, julio y agosto, se escogerán las plazas sin conocerlas previamente, y yendo todo bien, hasta mediados de agosto no se sabrá el resultado de la adjudicación”, lamentaron.


Además, “no se podrán escoger las plazas de tiempos parciales, que se adjudicarán en septiembre, y el profesorado que no llene correctamente la instancia telemática, si es opositor o provisional, se le adjudicará de oficio; y si es interino, podría quedar excluido de la bolsa de trabajo”, advirtieron los sindicatos.


Los sindicatos exigieron que se mantenga el actual sistema presencial de adjudicaciones, por “el bien de la enseñanza, del profesorado y de el alumnado”. Señalaron que “en adjudicaciones de plazas docentes no hace falta inventar nada, porque el sistema funciona”, y lo que “realmente es necesario mejorar es el sistema para cubrir las sustituciones, la gestión de las bolsas de trabajo y la equiparación efectiva de las condiciones laborales del profesorado interino a las del funcionariado de carrera, cuestiones que la Dirección general de Personal no ha querido negociar en los últimos siete años”, lamentaron.


En su opinión, “tras la desastrosa gestión educativa” los actuales responsables de la Conselleria de Educación “ya no tienen credibilidad para encargarse del sistema educativo valenciano, y menos todavía, para experimentar y utilizar como laboratorio los centros educativos y al profesorado valenciano”.


Criticaron que, “a estas alturas del curso, ya no hacen falta más ocurrencias ni inventos” y subrayaron que “lo que hace falta son nuevas personas con un poco cordura, y que planifiquen adecuadamente el curso con la tranquilidad y serenidad que necesita la educación valenciana”.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:
 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos