EMPLEO PÚBLICO

La crisis y las oposiciones

. 10/09/2009
| 1994 | 0
El aumento imparable del desempleo está llevando a gran parte de la población a la formación.

Muchos españoles que abandonaron los estudios, a veces prematuramente, maravillados por el “dinero fácil” que ofertaban varias empresas de sectores boyantes (como el de la construcción) durante la época de bonanza económica han vuelto a “hincar los codos” frente a un libro de texto. El aumento imparable del desempleo está llevando a gran parte de la población a dirigir su mirada hacia la formación para poder aumentar sus oportunidades de trabajo.


Dos ámbitos son, de largo, los más demandados por la sociedad en los centros privados de formación: los idiomas y el aprendizaje de las materias necesarias para acudir a las oposiciones públicas. Aunque también se hallan otros como la preparación para superar las pruebas de acceso a la universidad a las personas mayores de 25 años.


El del aprendizaje de idiomas es un ámbito que no ha cesado su crecimiento desde hace décadas. Se ha pasado de enseñar tan sólo francés e inglés a la situación actual: la demanda de conocimiento de lenguas extranjeras alcanza a idiomas como el chino. La exigencia cada vez mayor por parte de las empresas por contar con personal cualificado en idiomas -fundamental para la cada vez más globalizado mercado económico mundial- se halla detrás de este fenómeno.


La preparación para opositar a un puesto de trabajo público es el otro sector que concita mayor interés. La posibilidad de hacerse con un empleo prácticamente de por vida, ya siendo atractiva de inicio, se hace aún más interesante en tiempos de incertidumbre laboral. Además, se da la circunstancia de que el incremento del número de personas que acuden a los centros de formación para preparar una oposición se está produciendo a la vez que la cantidad de plazas que ofertan las administraciones públicas van menguando año tras año.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:
 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos