EMPLEO PÚBLICO

Opositor en el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza para conocer su protocolo de emergencias. Comparación con Bomberos de Écija.

. 06/05/2008
| 2863 | 0
El tiempo de llegada a un incidente es de 3 a 7 minutos.

El 20 de abril sucedió un trágico suceso en Écija, un incendio causó la muerte de seis personas. Pero no sólo fue trágico por los fallecimientos en sí, fue trágico porque los vecinos apalearon literalmente a los bomberos.


La indignación de los vecinos al considerar que habían actuado con demora y sin los medios adecuados, motivó que un grupo de exaltados se subieran al camión e intentaran linchar a los bomberos. Apedrearon el camión, lanzaron botellas e incluso un vecino golpeó la chapa del vehículo con su propia cabeza. Los bomberos tuvieron que salir dando marcha atrás precipitadamente y escoltados por la policía y la Guardia Civil bajo una lluvia de piedras.


Este suceso dramático pudo poner en peligro la vida de los bomberos cuando estaban cumpliendo con su labor y tampoco contribuyó a salvar la vida de las personas que fallecieron. Como en otras muchas ocasiones, los vecinos actuaron mal.


Creyeron que los bomberos llegaban tarde pero el principal problema es que nadie había llamado a los Bomberos o a Emergencias. La vida de estas personas estaba en las manos de otros, no sólo de los bomberos, sino también de aquellos que no llamaron.


Tras una investigación de los bomberos se averiguó que la primera llamada se realizó a las 7.31, cuando los vecinos llevaban desde las 7.00 viendo las llamas. Los bomberos acudieron a las 7.36, cinco minutos después de esa primera llamada. ¿Entonces quienes son los responsables?


Señalar a los vecinos no es justo pero la verdad es que es la reacción normal de cualquiera que analice su comportamiento. Apedrearon a los bomberos porque no llegaban pero ni uno sólo comprobó la llamada. ¿No será mejor que mil personas llamen a los bomberos, que seis mueran porque nadie lo haga?


En muchas ocasiones los bomberos sufren situaciones difíciles con vecinos y viandantes. Todos creen que los bomberos llegan tarde pero en la mayor parte de las ocasiones, son las llamadas al cuerpo las que llegan tarde.


Para comprobar esta realidad y cual suele ser la respuesta de los bomberos, hemos hablado con un Sargento del Cuerpo de Bomberos de Zaragoza (E.V.) con el que hemos podido comprobar cual es el procedimiento que llevan a cabo desde el mismo instante en que entra una llamada y cómo reacciona este cuerpo antes las quejas.


Las llamadas de emergencias entran al Cuerpo de Bomberos de Zaragoza por dos vías el 080 y el 112. El 080 es el teléfono directo de los bomberos y las llamadas recibidas son atendidas por un bombero directamente que habla con el ciudadano y le pregunta sobre el incidente.


En el caso de que la llamada entre por el 112, una operadora es la que atiende el teléfono. Esta teleoperadora forma parte de una empresa privada contratada por el Gobierno de Aragón para la atención telefónica de todo tipo de emergencias. Esta teleoperadora pregunta al ciudadano en función de un protocolo establecido que le aparece en la pantalla del ordenador.


Según dicho Sargento de Bomberos, el servicio del 112 es algo más lento e impreciso que el 080 ya que el bombero que atiende la centralita sabe las preguntas exactas que hay que hacer dependiendo el incidente. Además, la información llega directa a los bomberos y no pasa por una tercera persona.


Los bomberos explicaron a Opositor.com que existen tres tipos de incidentes por los que se clasifica una llamada, ya bien sea la recibida directamente del ciudadano o del 112. Estos tres tipos serías:

• Incendio

• Salvamento

• Asistencia Técnica


Evidentemente, las preguntas a responder por el ciudadano no son iguales. Siempre se preguntan los datos del que llama, incidente y localización. Además, los bomberos en las llamadas al 080 preguntan datos complementarios. Si es un incendio se pregunta que piso o local es, si es interior o exterior, si se conocen los accesos, si hay personas dentro. En un salvamento los datos son de otro tipo y principalmente el número de personas implicadas en él. En muchas ocasiones, los bomberos insisten a los operadores del 112 para que les comuniquen el teléfono del ciudadano y así ponerse directamente en contacto con él y conocer de forma directa estos datos complementarios. Estos datos son básicos ya que son con los que se decidirá el protocolo de actuación y el número de vehículos necesarios y si ha de ir o no una ambulancia, o dos.


La tensión se dispara cuando suena el teléfono, con una calma fría se responde y se pone en marcha todo el proceso perfecto. Según el incidente se alerta al personal y se decide que dotación de bomberos va y que protocolo se va a llevar a cabo.


Una vez, decidido esto, increíblemente son sólo segundos, se llama por megafonía a la dotación correspondiente y esta acude rápidamente a camiones.


Es en los camiones donde se recibe toda la información por radio y por teléfono para no perder ni un minuto ya que es un oficio en el que la vida de las personas puede depender de eso, de minutos.


Como en todas las relaciones humanas, a veces, surgen conflictos con los vecinos ya que estos acusan a los bomberos de su tardanza. En la mayor parte de los casos, las informaciones son erróneas. La actuación del cuerpo está clara.


Normalmente las quejas son recibidas por los Sargentos o Cabos (van unos u otros en función de la salida y la gravedad) ya que son los que no suelen entrar en los incendios ya que están dirigiendo a la dotación o dotaciones que están actuando. Estos suelen responder a las quejas con calma y pidiendo que si se desea se denuncie.


Esta forma de actuar viene determinada por la seguridad que el Cuerpo de Bomberos de Zaragoza tiene en el tiempo en el que se tarda en acudir a un incidente desde la llamada.


Tanto el 080 como el 112 graban todas las comunicaciones de un incidente. En caso de queja, se acallaría como en el caso de Écija, se acudiría al disco duro donde está grabada la conversación pertinente.


Actualmente los Bomberos de Zaragoza tienen un tiempo de actuación bastante rápido. Siendo que varía en función de la distancia del incidente, dentro de la ciudad el tiempo de llegada es de entre 3 y 7 minutos.


Como es evidente, los Bomberos de Écija usaron un procedimiento similar al de los Bomberos de Zaragoza. Gracias a la grabación de la llamada pudieron limpiar su nombre y su labor, aunque por desgracia, seis personas murieron por que la llamada llegó tarde.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos