EMPLEO PÚBLICO

Cambios en la vestimenta de los empleados de instituciones penitenciarias

. 03/01/2008
| 2484 | 0
Las diferentes instituciones penitenciaras españolas van incorporando estos cambios paulatinamente.

Desde el pasado 1 de enero es de aplicación efectiva la norma dictada por la Dirección General de Instituciones Penitenciarias que estipula que los funcionarios de las cárceles españolas están obligadas a lucir en un lugar visible una tarjeta indentificativa en la que debe aparecer su fotografía y su número de carnet personal. Esta medida adoptada en el último trimestre del año pasado parece que no ha caído muy bien entre quienes deben portar dicha tarjeta. Y es que las críticas llegan cuando los funcionarios consideran que se vulnera un aspecto fundamental: la confidencialidad de datos, ya que muchos de ellos están en contacto directo con los presos.


Tras ocho años desde la publicación de la Orden del Ministro del Interior de 18 de diciembre de 1998 se ha visto conveniente actualizar el uniforme, emblemas y distintivos de los empleados públicos de Instituciones Penitenciarias. Los nuevos tiempos y los cambios llegan también al vestuario, y dichos uniformes deben adaptarse a los trabajos que estos empleados públicos desempeñan diariamente; se pretende así que las prendas mejoren sus prestaciones con relación a las anteriores, con tejidos más ligeros y más resistentes, mejorando su durabilidad.


Las diferentes instituciones penitenciaras españolas van incorporando estos cambios paulatinamente. En el caso de La Moraleja, en Palencia, los problemas a la hora de unificar el vestuario han venido a través de las tallas. De hecho, algunos funcionarios han devuelto las prendas solicitadas y todavía se visten con modelos antiguos, mientras que otros compañeros pueden ya vestir la nueva indumentaria.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos