CONSEJOS Y CURIOSIDADES
Preparación oposiciones »

10 razones para preparar oposiciones

  • La crisis económica ha llevado a muchos jóvenes a opositar, especialmente a los desempleados. Te damos 10 razones para preparar unas oposiciones, un salvavidas al que agarrarse para sobrevivir en el mercado laboral.
  • Trucos para preparar una oposición con éxito
Razones para preparar oposiciones

Razones Preparar Oposiciones

 

Hace unos años, cuando decías que ibas a opositar te miraban como a un loco. Las colas del paro estaban bajo mínimos y los portales de empleo publicaban 100 ofertas de trabajo diarias. Entonces, opositar era para los seguros, para aquellos que preferían no arriesgarse en la vida y conseguir un empleo de calidad, fijo y, más o menos, bien pagado.

 

Pero cómo cambia la vida, a día de hoy, a los opositores nos miran como a sabios, con cierta envidia y conscientes de que somos los que estamos tomando la decisión correcta.

 

Estudiar hay que estudiar lo mismo, la dificultad no ha variado, ni el esfuerzo que hay que dedicar, pero sí la situación del país.

 

Cuando el trabajo flaquea, lo que hace unos años era una alternativa para unos pocos, hoy se convierte en la opción más masiva. Más del 40% de los desempleados están pensando en preparar oposiciones.

 

Las razones son muchas y variadas, pero la principal es TENER TRABAJO PARA TODA LA VIDA.

 

Además, la mayoría de los opositores eligen opositar por estas 10 razones para preparar oposiciones:

  1. Conciliación de la vida familiar con la profesional
     
  2. Horarios justos
     
  3. Salario digno
     
  4. Beneficios sociales
     
  5. Pagas extraordinarias
     
  6. Moscosos y Asuntos propios
     
  7. Cobro del salario de forma periódica y rigurosa
     
  8. Excedencias
     
  9. Posibilidad de promoción interna
     
  10. Igualdad de género

 

Ahora ya no somos unos locos, o tal vez sí, pero somos admirados y envidiados. La sociedad es curiosa y la evolución de los hechos convierte a los locos en sabios, a los seguros en sensatos, a los emprendedores en arriesgados y a los aventureros en suicidas.

 

Lo que está claro es que las razones han sido siempre las mismas y que opositar siempre ha sido una alternativa convincente, sólo que muchos no estaban dispuestos a pagar el precio: el esfuerzo, las horas de estudio y el aislamiento. Aunque los opositores sabemos que el precio es más que justo y que nuestros sacrificios serán recompensados.

 

Las razones para opositar son más que convincentes. Y tú, ¿por qué opositas?