SEGURIDAD

Policía Nacional. Y después de la oposición, ¿qué?

El destino del Aula Abierta y de las prácticas se decide por la nota que se va obteniendo.

Una vez superada la fase de oposición, los aspirantes son nombrados policías-alumnos por el director general de la Policía, y en tal calidad se incorporan al Centro de Formación de la División de Formación y Perfeccionamiento, que se encuentra ubicado en Ávila. Este periodo de formación tiene una duración de seis meses.


Durante estos meses el alumno reside en esta academia de Ávila y cobra alrededor de los 500 euros. Una vez superado el curso de formación de seis meses y con las notas conjuntas de la oposición y los distintos exámenes que realizan durante la estancia en la academia, se obtiene un número que será determinante a la hora de elegir destino para las prácticas. Además, en primer lugar, se realiza lo que se denomina Aula Abierta (de tres meses de duración) y seguidamente el alumno lleva a cabo las prácticas en las distintas unidades. El destino del Aula Abierta y de las prácticas se decide por la nota que se va obteniendo. Y es que quienes superan el curso selectivo deben realizar un módulo de formación práctica de un año en el destino que se determina y en varias unidades policiales para que, de esta forma, puedan conocer diversas funciones policiales. Cuando se finalizan y superan ambas partes serán nombrados agentes del Cuerpo Nacional de Policía en la categoría de policía.


Finalizadas las prácticas y con la puntuación obtenida durante la fase de oposición y los casi dos años de formación llega el momento de esperar a ver dónde son destinados en el futuro. Se elige el destino según el escalafón que ocupa cada alumno y que se obtiene tras sumar las notas. La oposición y las prácticas valen un 50% de la nota, y la calificación obtenida en la academia, el otro 50%.