EMPLEO PÚBLICO
Oposiciones Juristas IIPP »

Juristas de Instituciones Penitenciarias ¿Qué funciones tienen?

 

En un establecimiento penitenciario intervienen varios perfiles profesionales. Uno de ellos es el del Jurista, que forma parte del Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias.

 

Su creación se materializó en el Reglamento Penitenciario de 1981 donde se le otorgó el nombre de Jurista-Criminólogo. Siendo que tal norma sigue vigente en lo que a personal penitenciario respecta, podemos continuar utilizando esta denominación.

 

Pero, ¿Qué hace un Jurista en un centro penitenciario? ¿Cuáles son sus funciones?

 

En primer lugar, hemos de decir que al Jurista se le requiere poseer la titulación de Derecho, perteneciendo por tanto al nivel A1 dentro de las categorías de funcionarios. Accede al puesto mediante oposición y una vez que forma parte del personal penitenciario, tiene como funciones principales las siguientes:

 

  • Estudiar la información penal, procesal y penitenciaria recibida sobre cada interno, para realizar después la valoración criminológica necesaria para clasificarle en un grado u otro.

 

  • Participar en las reuniones y actuaciones del Equipo Técnico del que forma parte.

 

  • Formular propuestas de diagnóstico criminológico respecto de los internos.

 

  • Plantear el tratamiento penitenciario individualizado para cada recluso y colaborar en su ejecución.

 

  • Informar a los internos acerca de su situación penal, procesal y penitenciaria.

 

  • Valorar la concesión de permisos de salida, libertad condicional, indultos…, en atención a la progresión del interno en su tratamiento y a su evolución personal positiva.

 

  • Redactar los informes solicitados por las autoridades judiciales, el Ministerio Fiscal y el Centro Directivo.

 

  • Asesorar jurídicamente a la Dirección General del establecimiento penitenciario donde desarrolle sus funciones.

 

Como podemos observar, se trata de funciones muy específicas que requieren una gran implicación por parte del profesional.

 

El trabajo de Jurista es totalmente vocacional y la persona que quiera dedicarse a ello tendrá que contar con importantes cualidades como son la atención, escucha, empatía y ganas de ayudar a los internos para que alcancen la reeducación y resocialización.