EMPLEO PÚBLICO

Aprobación de los servicios y prestaciones de la Ley de Dependencia

. 04/07/2007
| 2715 | 0
En 2007 todas las personas dependientes tienen garantizada la asistencia

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha aprobado los servicios y prestaciones de la Ley de Dependencia, que establecen que las personas mayores y las personas con discapacidad que sean evaluadas como grandes dependientes tienen ya garantizada la atención. Asimismo, recibirán servicios como ayuda a domicilio, teleasistencia, una plaza en un centro de día o una plaza residencial.

En caso de que no exista oferta pública del servicio, recibirán una prestación económica para cuidados en el entorno familiar (de hasta 487 euros), para la adquisición de un servicio privado (de hasta 780 euros) o para la contratación de un asistente personal (de hasta 780 euros).

Mediante un Real Decreto, el Consejo de Ministros ha aprobado las intensidades de protección de los servicios y cuantías de las prestaciones económicas incluidas en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia (Ley de Dependencia), completándose con ello el desarrollo reglamentario básico de la Ley de Dependencia (baremo, financiación, Seguridad Social de los cuidadores familiares y servicios y prestaciones).

De este modo, en 2007 (primer año de aplicación de la ley), todas las personas evaluadas como grandes dependientes tienen garantizada la atención. Se calcula que en España hay unas 200.000 personas en esta situación. Así, los servicios que recibirán estos ciudadanos y que se incluyen en el real decreto recientemente aprobado son los siguientes:

- Teleasistencia

- Ayuda a domicilio (entre 70 y 90 horas mensuales garantizadas para los casos más graves).

- Plaza en un centro de día o de noche.

- Plaza de atención residencial

- Prevención y promoción de la autonomía personal.

- Prestación por cuidados en el entorno familiar. Siempre que se den las circunstancias familiares y de otro tipo adecuadas para ello, y de modo excepcional, el beneficiario podrá optar por ser atendido en su entorno familiar, y su cuidador recibirá una compensación económica por ello. El cuidador familiar deberá darse de alta en la Seguridad Social. En caso de que la persona sea valorada como gran dependiente recibirá una acreditación que tendrá validez en toda España y los servicios sociales de su comunidad autónoma elaborarán un Programa Individual de Atención con los servicios o prestaciones que va a recibir.

Valora esta noticia:
 

Nuevo comentario:
 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos