EMPLEO PÚBLICO
Consejos Oposiciones »

El reto de preparar oposiciones trabajando ¡El currela oposita!

. 27/04/2016
| 67194 | 22
El reto de preparar oposiciones trabajando ¡El currela oposita!
Opositar y trabajar

Cuando uno decide opositar, independientemente de cuales sean los motivos, debe tomar una dura decisión que supondrá una forma u otra de preparar oposiciones. Trabajando, muchos piensan que es imposible, pero no te lo creas. Preparar oposiciones tras la jornada laboral es duro, sí, muy duro, pero también tiene sus ventajas.

 

A veces, las circunstancias de la vida te imposibilitan preparar oposiciones en exclusiva, otras veces, es más bien una decisión personal. Todos sabemos que el sacrificio que supone estudiar después del curro es mil veces mayor, pero también, hay que tener en cuenta que estar encerrado en casa estudiando tiene consecuencias muy negativas para la moral. Ninguna de las dos vías es fácil de seguir.

 

Pero bueno, si por lo que sea, tu opción es esta: “Trabajas y opositas”, sin duda, este es tu artículo.

 

Lo primero que debes asumir es que opositar en tu situación es sacrificio y más sacrificio. Hay que asumir que tendrás menos tiempo libre y que tu ocio está supeditado a tu estudio. El tiempo libre será un privilegio que deberá limitarse a pocas horas semanales pero tendrás la tranquilidad de no necesitar con urgencia aprobar la oposición, currar aporta dinero mensual, y eso relaja.

 

Has de tomártelo así, agobiarse no sirve de nada y, como explicamos en el artículo anterior, el éxito en las oposiciones es la motivación, la planificación y la constancia. Si sigues estas máximas, conseguir tu plaza sólo es cuestión de tiempo. Puede que te cueste un año más de lo habitual, pero ¿qué prisa tienes?, piensa que tu primer día de funcionario será un orgasmo laboral, todo habrá merecido la pena.

 

Lo más importante es estar motivado, y en el caso de los currantes, es difícil no estarlo. Compara tu vida laboral actual con la que aspiras a conseguir, y eso cada mañana al levantarte, cuando llegues a casa, cuando tengas que ponerte a estudiar, cuando tengas que decir no a una cita. De verdad, tú no tienes que automotivarte, la vida te motiva por sí sola.

 

El único momento de flaqueo puede devenir si piensas en el tiempo que debes dedicar, pero hazme caso, muchos trabajadores han opositado y ahora son funcionarios. ¡No es imposible! Hazte a la idea de que si estas preparando oposiciones para el grupo D y C, deberás dedicar como mínimo entre año y medio y dos años. Si tu oposición es el de grupo B, ya será algo más de tiempo.

 

Es indispensable calcular los años que vamos a dedicar a prepararnos. La planificación es imprescindible para todo opositor, pero si trabajas mucho más. Será la clave de tu éxito o fracaso. Necesitas repartir todas las tareas básicas del estudio en el tiempo en el que dispones. Recuerda, el famoso tablón de la semana pasada.

 

La ayuda y comprensión familiar son los puntos de partida. Esta decisión debe ser consensuada. Necesitas su apoyo. No voy a negártelo, si vives solo, estás algo fastidiado. Trabajar, estudiar y hacer las tareas de la casa uno mismo, es duro, muy duro, y además el día tiene sólo 24 horas y por suerte, o por desgracia, el ser humano tiene que dormir entre 6 y 8 horas para ser uno mismo. Necesitarás toda la ayuda del mundo, el currante que oposita está exento de las tareas del hogar, hacer comidas, lavadoras, etc, etc, etc. Si eres la pareja, la madre, o compañero de piso de un currante opositor, que Dios te pille confesado, aunque la recompensa también te llegará, aunque sea de forma indirecta.

 

Las horas de estudio deben regularse en función de nuestra jornada laboral. Si eres de los miles y miles de españoles que siguen teniendo la tediosa jornada partida, no desistas. Normalmente, los que tenéis jornada partida lo dais todo por perdido, pero te equivocas. Tienes la motivación sobrada para estudiar lo que haga falta, soñar con las siete horas seguidas, los moscosos, asuntos propios, reducciones de jornada, permisos de maternidad y paternidad, es la mejor forma de concienciarse para estudiar como mínimo dos horillas diarias. Sí, este ha de ser tu ritmo. Después de cenar debes dedicarle al estudio como mínimo dos horas antes de irte a dormir y, por supuesto, el fin de semana has de dedicarle alrededor de 6 horas, ampliables a medida que se acerque la fecha de los exámenes.

 

Si tu jornada es completa pero de mañana, lo mejor será es que estudies cuatro horas, eso sí, después de comer y algo de siesta, sin descansar no rendirás como necesitas. El horario perfecto sería entre las cinco y las nueve de la tarde; y, no pienses que es suficiente, dedícale también cuatro horas en las mañanas de los sábados y los domingos, así tendrás, las tardes del fin de semana para tu relax. En el caso contrario, jornadas de tarde, lo ideal es seguir este mismo plan pero estudiando las cuatro horas por la mañana, de ocho a doce.

 

Muchos opositores que viven con sus papis y no necesitan la pasta, te dirán que es poco tiempo de estudio, pero mira, hay que relativizar las cosas, “todo es cuestión de tiempo” pero el resultado es el mismo.

 

Para que no te entren ganas de abandonar, o pienses que estas condenado al trabajo basura de por vida porque el estrés te pueda y creas que si sigues este ritmo, un día vas a saltar por la ventana, cógete un fin de semana libre al mes. Intenta no variarlo, que sea siempre el mismo, y mientras lo estés disfrutando ni se te ocurra pensar en las oposiciones, y mucho menos en el trabajo. Es sólo para ti, que nada interrumpa tu momento sagrado de ocio.

 

Como te imaginarás, cuando se acerquen los exámenes, este fin de semana desaparecerá. Pero, oye, ¿qué quieres?, te lo juegas todo y eso requiere un sacrificio mayor y si tienes suerte y has sido constante, puede que hasta sea el sacrificio final.

 

Luego existen pequeños trucos para recordar datos, utilizar todos los momentos del día por pequeños que sean. Muchos opositores trabajadores los han utilizado, y por qué no, ahora es tu momento. Unos son más útiles que otros, pero todos sirven.

 

Uno que ayuda con las palabras e ideas clave son las notas. Dirás, pero ¿qué narices es eso de las notas? Algo tan fácil como ponerte notas por toda la casa. Las más útiles son las de la nevera y la de los espejos. ¿Cómo? No, el que escribe esto está cuerdo de momento, y te lo dice con sinceridad.

 

Si cada vez que vas a la nevera, a por agua, un refresco o una cervecilla, o tal vez a por un trocito de longaniza, una rodaja de chorizo, o una loncha de queso ¿a que te he pillado, eh?, recuerdas y memorizas palabras fundamentales de los temas que estés estudiando esos días, pues mejor que mejor, no has desperdiciado ni un solo segundo, y de eso se trata, ¿no?

 

¿Y el espejo? Sencillo, todos los días, te lavas los dientes, te peinas y te afeitas o maquillas frente al espejo, ¿por qué vas a dejar que tu neurona se duerma en esos procesos? Que se ponga a currar, que con tanto que memorizar no puede dormitarse.

 

Puede que a tu familia le desquicien los papelillos pegados por todos los sitios, pero que menos que comprensión. Nadie dijo que convivir con un opositor fuera fácil, y si encima trabaja, peor. Nada, paciencia.

 

Otro truco sencillo, pero para algunos muy duro, es dar por finalizada, por un tiempo, la lectura diversa en la cama. A muchos nos gusta leer antes de dormirnos, y eso es una baza a nuestro favor. Hazte los temas leíbles en breves páginas y, todos los días, todos, todos los días, antes de irte a dormir, léelo, imaginándote que es un capítulo de una buena novela.

 

Luego, está el método que considero imprescindible. Grábate los temas en el MP3 o en el IPOD. Léelos en voz alta, clara y, sobre todo, sin correr, si no la grabación no valdrá para nada. Intenta que sean lo más parecidos posibles a como los desarrollarás, si es que tienes prueba de tema a desarrollar, y sí no, tienen que ser un buen resumen, con todos los datos importantes, eliminando la paja que nos aleja de lo esencial. Para dar el tema por bueno, escúchalo una vez, si consideras que no es imposible de entender y lo sigues con facilidad, ya lo tienes. Si no es así, vuelve a grabarlo hasta que des por optima la escucha.

 

Una vez que lo tengas, escúchalo siempre que puedas, yendo a trabajar, en el autobús, sacando al perro, … Muchos, incluso, duermen con ellos para tenerlos de fondo. Esto puede ser una exageración, necesitas descansar, y tener los temas de fondo, es algo cansino.

 

No creas que escuchar los temas es algo en balde. Es un sistema que funciona, siempre se quedan cosas, o ¿te has puesto alguna vez a estudiar en profundidad alguna canción? Normalmente, la música se aprende a base de escucharla, pues esto, lo mismo, sólo que con esfuerzo extra.

 

Estos métodos son muy utilizados por los interinos. Ya que los interinos no dejan de ser opositores currantes. Su situación puede parecer ventajosa, pero, no. Si un trabajador opositor primerizo abandona, pues no pasa, relativamente, nada. Sigue con su trabajo de siempre, y ya está, sigue pagando facturas, hipoteca, comiendo,…, vamos, lo que hacemos todos. Pero, un interino, sí, no voy a negarlo, con buenas condiciones de trabajo, no puede dejar de opositar. Es un constante opositor hasta que consigue plaza. No puede abandonar, o se quedará sin trabajo, y sin trabajo no hay sueldo, y sin sueldo, ya sabemos que pasa sin sueldo.

 

Los interinos también tienen que aguantar lo suyo. Te suelen decir ¡Jo, que suerte tienes, no has aprobado y trabajas como funcionario! Ja, es duro, es ser un eterno opositor. Es tener la miel en los labios y seguir opositando es la única forma de no tirar por la borda la buena vida del funcionario conseguida.

 

Pero en estos casos, la motivación para el esfuerzo es extra. No sólo debo estudiar para conseguir la plaza en propiedad, si no que mientras trabajo (es verdad que me canso como los demás), consigo puntos que me acercan a mi objetivo. No te desmotives y, fundamental, oídos sordos a palabras necias.

 

Vamos, resumiendo, opositar y trabajar a la vez no es una locura. Sólo es algo más difícil. Aunque también tiene sus ventajas. No desconectas del mundo y sigues relacionándote con gente aunque sea en el curro. Un opositor en exclusiva vive al margen de la sociedad, en una realidad paralela que a veces lo desmotiva.

 

No lo olvides, hay una regla básica para el currela que oposita, el tiempo necesario para aprobar es inversamente proporcional a la motivación que se posee. Es simple, es menos fácil conseguirlo pero más difícil desmotivarse.

 

Valora esta noticia:

22 respuestas a El reto de preparar oposiciones trabajando ¡El currela oposita!

María D.

20 de Octubre 2015
Gracias, gracias y mil gracias por este post. Necesita escuchar esto, saber que a pesar de estar trabajando puedo prepararme las oposiciones y encima por libre. No he parado de escuchar y leer lo imposible que resulta y lo imprescindible de las famosas academias... Claro que son geniales pero algunas no podemos permitírnoslo ya sea por tiempo o dinero.
Llevo un mes planteando esta nueva etapa en mi vida y pensando que estoy loca de remate por creer que puedo hacerlo por mí misma, pero... voy a intentarlo, es más, espero no desistir hasta conseguirlo y en esto debo decir que has contribuido para darme ese empujón de ilusión que me faltaba :)

Un enorme saludo de una futura profe!

Anyq

29 de Febrero 2016
Md ha gustado mucho tu post pero yo a eso añado ser madre y currar y estudiar

pilar

28 de Marzo 2016
Yo quiero empezar. También soy madre trabajadora y sin llegar a fin de mes.....en fin. Algun consejo?
Colorinmpt@gmail.com

Esteve

06 de Marzo 2016
Muy buen post, me has ayudado mucho.

Mirian

14 de Junio 2016
Mil gracias!! Es mi primera vez que me presento....trabajando pero para colmo me equivoqué de preparadora y je estado tirando mi dinero y mi tiempo....es mi primera vez y no tenía experiencia... Pero bueno aún así me voy a presentar y sino es este pies el año que viene!! No decaeré y necesitaba leer esto para empezar hoy!! Un saludo

Ana

17 de Junio 2016
Hola Ahinoa,
Muchas gracias por tu post. Necesitaba leer algo así, a veces es dificil seguir dándole duro!!
Un abrazo, Ana.

Paloma

07 de Agosto 2016
Hola!!
Aquí otra madre curranta que quiere opositar y con la familia lejos.
Me gustaría saber si es estrictamente necesaria la ayuda de un preparador o academia, más que nada por si tuviera dudas a la hora de redactar las respuestas.
Había pensado comprarme un buen temario y prepararme por libre...
Un saludo y muchas gracias por el post, me ha servido para motivarme y seguir con mi objetivo!!!

Opositor

16 de Agosto 2016
Buenos días Paloma,

La necesidad de una academia o un preparador depende de uno mismo. De la motivación y las ganas y de si tienes a alguien cercano que te pueda guiar.

De primeras creemos que es necesario tener a un guía que te pueda ayudar no solo en el estudio de los temas, si no en la parte práctica y en la redacción de temas.

Pero eso siempre depende de cada uno.

Un saludo.

María

28 de Agosto 2016
Una madre mayor de 40 explica en www.elrincondelopositor.com como superar el reto
Enhorabuena por tu post Ainhoa

juan manuel paz barba

03 de Septiembre 2016
despues de 26 años de camarero y habiendo tenido que dejar los estudios para trabajar, lo voy a intentar

Opositor

05 de Septiembre 2016
¡Muchísima suerte Juan Manuel!

Todo el equipo de Opositor.com te manda sus fuerzas y su motivación para que consigas tu propósito.

Quinile

05 de Septiembre 2016
Buenas a todos, al igual que todos y como decía Cortázar, para ser un loco hay que merecérselo, y creo que cada uno de nosotros nos lo merecemos, yo trabajo, y no cobro mal, pero estoy cansado de cambiar de lugar cada pocos años, tener siempre la misma y excesiva presión, y no poder dedicarme a mi familia como se merece, al final me estoy animando a prepararme una oposición, y vosotros me habéis animado. Gracias...

Opositor

06 de Septiembre 2016
¡Qué hermosas palabras! Esperemos que la "locura" de ser opositor te dure desde que comiences tus estudios hasta que consigas esa plaza tan deseada.

Bienvenido al club! No dudes en comentarnos tu progreso, tus dudas o tus alegrías, estaremos encantados de escucharlas.

Ruben

18 de Octubre 2016
Buenas a todos! La verdad es que he dado hoy con este foro porque tengo un bajon bastante importante. Tengo 28años y trabajo 30h semanales, estoy preparando la oposicion de Tecnicos en Auditoria y Contabilidad de forma online en academia (para no perder tiempos de transporte y demas). Considero que lo peor de esto es que tienes por una parte bastante menos tiempo de estudio que un no trabajador, y ademas te encuentras en casa a veces pensando en como iras, dudas, si es normal verte verde en algunas materias...en fin. Un poco pantanoso todo.

Llevo un año preparandola y trato de sacar unas 5 horas diarias, de lunes a viernes, y luego sabados 6h (domingos tengo la mala costumbre de dejarme cosas por hacer, y creo que es mi problema; salvo si salgo de fiesta, no desconecto, y eso me lastra).

Sinceramente, el origen de mi agobio, pienso, es el no haber relativizado las cosas al ver que soy trabajador. La planificacion y tareas que ponen las academias, es para un no trabajador (cosa que veo normal, ya que para hacer planificaciones a medida, ya tienes preparadores).

Debo reconocer que aunque aun estoy algo revuelto, me hacia falta ver un post como este. Por ello os doy las gracias antes de seguir relativizando.

Disculpad este desahogo! Mi familia y mi pareja se han llevado hoy su parte tambien...se tienen ganado el cielo. Un saludo!

Opositor

20 de Octubre 2016
Buenos días Rubén, ¡No te disculpes!

Te encuentras en una situación en la que se han encontrado muchos de los opositores que compatibilizan estudios y trabajo, por lo que no te tienes que sentir diferente.

Tienes que darte cuenta que tu ritmo es otro, y que no todos pueden dedicar tantísimo tiempo a estudiar (en el caso de las personas que no trabajan y que solo se dedican a estudiar). Piensa que tienes esa fuerza de voluntad y esa motivación que hace que dediques tiempo aunque estés cansado, por lo que ya has dado un paso importantísimo para conseguir esa plaza.

Hablando de estas cosas, tú mismo te das cuenta del problema que has tenido, por lo que ya tienes todo el camino hecho. Ahora solo tienes que relativizar y pensar que tus horarios son otros, por lo que tu ritmo puede variar al de los demás, ¿es esto malo? ¡No! ¡Al revés! Cuando te sientes a gusto avanzando en el estudio, teniendo tus ratos libres y, a la vez, trabajando, es cuando sientes que lo estás dando todo y que si has tenido la fuerza de voluntad hasta ahora, ¿por qué no seguir?.

Animamos a otros opositores que estén en la misma situación que tú a comentar y a publicar sus consejos, sus dudas o inquietudes, ya que muchas veces solo necesitamos sentir que no solo nosotros estamos sintiéndonos así.

Muchísimo ánimo de parte del equipo de Opositor y, por supuesto, nos encantará conocer la noticia de que has obtenido plaza :)

Mario

27 de Diciembre 2016
Según este artículo entiendo que es imposible estudiar uba oposición grupo A trabajando, vistas las condiciones para B y C

Opositor

28 de Diciembre 2016
Buenos días Mario!

Todo dependerá del tiempo que tengas y del tiempo que quieras invertir en prepararte la oposición.

Si no tienes prisa, puedes prepararte una oposición de grupo A sin problema. Si lo que quieres es comenzar a trabajar cuanto antes, puedes prepararte una de un grupo más bajo y, una vez dentro, prepararte para promoción interna e ir subiendo.

Un saludo!!

Marta

22 de Enero 2017
Buenos días a todos!!
Muchas gracias por este artículo, me ha animado a continuar con la empresa a la que me metí en enero de 2016: estudiar oposiciones trabajando mis ocho horitas diarias.
Me está suponiendo un esfuerzo enorme tanto a nivel intelectual, como personal y de esfuerzo. Si a esto le sumamos que mi capacidad de estudio, retención y concentración no es, ni de lejos, la que era cuando me saqué mi carrera (tengo 36 años, así que calculad...), todo esto hizo que hace un mes o así tirara la toalla. Me agobié, me pareció que el poco tiempo que le dedicaba al estudio (que es el único del que dispongo) no daba resultados, que cuando repasaba temas de un mes atrás no me acordaba ni de la mitad, etc... en fin, que desistí, que lo vi imposible.
Pero ahora mi familia, mi pareja, mis amigos...me están diciendo que haga un último esfuerzo, que llevo mucho tiempo con esto. Y se me ha ocurrido buscar por internet métodos para compaginar opos con curro y he topado con esta página. Y, si bien es verdad que sigo creyendo que dos horas al día es poquísimo, este artículo me ha motivado un montón y me ha puesto las pilas.
Así que MUCHÍSIMAS GRACIAS. Voy a retomar lo abandonado hace un mes y a seguir intentándolo.

Un saludo,
Marta Q.

Opositor

23 de Enero 2017
¡Qué buenas palabras Marta! Nos encanta escuchar que, aunque es difícil, tienes la motivación y las ganas necesarias para seguir. Seguro que lo consigues, leyéndote estamos seguros de que no tirarás la toalla hasta que lo consigas.

Un saludo y muchísima suerte de parte del equipo de Opositor. Nos encantará escuchar dentro de un tiempo que has conseguido la plaza!!

Nuri

12 de Abril 2017
Holaa!! Muchas gracias por el artículo, en casi todos los sitios que leo veo que si estudian entre 7 horas al día y 9 h, que si es muy duro opositar... Y al fin encontré un sitio dónde hablan de mi situación y veo que no es tan raro como creía... Trabajo a jornada partida 8 horas y he empezado a prepararme el PIR buscando para motivarme ya que lo único que hago es contar las horas que puedo sacar al día de estudio, hay días que lo llevo mejor y otros, como hoy que me desanimo y me intento autoconvencer de que puedo con esto... si me podido sacar la carrera así y sacando incluso matrículas de honor, porque no iba a poder con esto ??? Mucho ánimo a todos y visualizar vuestro sueño que con esfuerzo y motivación todo se consigue! Yo pude conseguir mi sueño que era la carrera y ahora voy a por el siguiente, el PIR!

Opositor

17 de Abril 2017
¡Qué buena noticia Nuria! Te deseamos todo lo mejor tanto en el estudio como en las pruebas del PIR. Como tú bien dices, ¿por qué no ibas a poder con esto?

Estamos seguros de que con tu actitud conseguirás tu siguiente sueño ¡el PIR!

Un saludo y mucho ánimo de parte de todo el equipo de Opositor.

Alberto J

20 de Abril 2017
No es necesario y además me parece un disparate estudiar 7 o 9 horas al día, a no ser que sean oposiciones para Juez, Notario y quizás grupo A, hay mucha gente que miente y mucho vago camuflado de opositor que no hacen nada. Tienes que tener en cuenta que prepararse una oposición es una carrera de fondo, no sabes los meses o años que vas a tener que dedicar, si no apruebas a la primera, tendrás que esperar a la siguiente convocatoria y a veces es al año, a los 2 o 3 años o a saber... Si te propones conseguirlo, lo vas a conseguir si lo trabajas de verdad, no desesperas y no te vienes abajo a la primera o segunda que suspendas. Tienes que dedicar si es posible un tiempo diario, eso es lo ideal, descansar 1 día a la semana o quizá 2, y el tiempo diario sería 2 horas, pero no te preocupes si no tienes 2 horas y solo una, hay mucho tiempo muerto al cabo del día que puedes aprovechar, transporte público, sala de espera del médico... etc. la concentración para el estudio es algo que hay que entrenar como cuando haces deporte, el primer día aguantas 15 o 30 minutos de atención, luego este tiempo irá aumentando, debes hacer descansos durante esas 2 horas o el tiempo que sea de 5 o 10 minutos, sobre todo al principio, y cada persona aun llevando tiempo estudiando necesita esos descansos. Recuerda que de nada vale que estudies un día 5 horas o el día entero si no llevas una constancia y estudio, si puede ser a diario, o 3 o 4 días a la semana, cada uno se tiene que hacer su horario de estudio semanal y si puedes aprovechar otros tiempos en transportes o esperas. Debes especializar en una oposición concreta, Local, Autonómica, Estatal, Sanidad...etc...y luego presentarte a todas las que tengan el mismo temario común. Suerte, tu fuerza de voluntad es lo único importante para que lo consigas, no si dispones de 1 hora o de 10 horas para estudiar al día.
 

Nuevo comentario:

 
 
 
 
 
 
¿Te gusta? Ayúdanos y comparte con tus amigos